Logo AMEC
Noticias
El futuro de la electricidad
24 de agosto de 2020

Eficiencia, descentralización, digitalización y descarbonización son los motores de la evolución del sistema eléctrico global hacia una red híbrida, más fiable, sostenible y asequible.

 

GE ha publicado un White Paper en el que plantea cuáles son los vectores que están conformando el futuro de la electricidad en un contexto que demanda más energía que sea, al mismo tiempo, más asequible, fiable y sostenible.

 

Eficiencia

En los países desarrollados, el principal objetivo se sitúa en la mejora de las tecnologías energéticas tradicionales de generación, transmisión y distribución. Las fuentes tradicionales son y continuarán representando la mayor fuente de energía durante muchos años, por lo que las grandes plantas generadoras centralizadas deberán ser cada vez más eficientes.

 

Las inversiones en eficiencia energética también están en auge más allá del mundo desarrollado. Según GE, las inversiones en el desarrollo de tecnologías y sistemas eficientes representaron el 57 % del total mundial y China representó el 62 % de las inversiones globales en eficiencia energética.

 

Hibridación

El sistema mundial está evolucionando hacia una red híbrida. En un contexto de políticas encaminadas a reducir los niveles de emisión de carbono, con un aumento de la demanda de electricidad y el deseo de una mayor independencia energética, se requiere una mezcla fuentes de electricidad que incluya todos los combustibles y tecnologías. Sin embargo, la mezcla se ya se está inclinando hacia las renovables a medida que la competitividad de su coste mejora.

 

De hecho, en el último informe de fDi Intelligence, se ponía de relieve el hecho de que la IED en energías renovables alcanzó nuevos máximos en 2019, superada únicamente por la del petróleo y el gas. La industria está alcanzando la mayoría de edad en geografías donde tradicionalmente ha tenido dificultades para traducirse en oportunidades de inversión, sobre todo en América Latina. El actual cambio de paradigma en la producción de energía era también evidente en Texas, la cuna la industria del petróleo en Estados Unidos, donde las inversiones en energías renovables eclipsaron las nuevas inversiones en energía tradicional.

 

Descentralización

En los últimos años estamos siendo testigos del surgimiento de nuevas tecnologías de energía distribuida y más pequeñas que se muestran más ágiles y flexibles que las tradicionales plantas generadoras centralizadas que distribuyen electricidad a los clientes a través de amplias redes. Turbinas aeroderivativas, motores alternativos y sistemas de energía solar fotovoltaica se están implantando cada vez en mayor volumen en puntos remotos, permitiendo un mayor control local, a través de un flujo bidireccional y la microoptimización de la red.

 

Digitalización

La mejora de la eficiencia de las plantas generadoras y sistemas de energía tradicionales y, a su vez, su hibridación con las tecnologías emergentes requiere una plataforma digital que integre todo el sistema eléctrico dentro de un marco común para maximizar su productividad total.

 

La digitalización del sistema energético abarca todo el proceso de gestión del ciclo de vida de las instalaciones eléctricas, desde la optimización de redes o el uso de controles inteligentes para que los consumidores puedan ahorrar energía, hasta los servicios de atención al cliente.

 

Cogeneración

GE dedica un espacio a las tecnologías distribuidas que funcionan en modo de generación de calor y electricidad combinada (CPH), esperando para éstas un amplio mercado global. Además de mostrar eficiencias totales de cerca del 90 % permiten una reducción de las emisiones frente a los sistemas de generación de calor y electricidad independientes.

 

Muchas instalaciones industriales, como las plantas de fabricación, refinerías y plantas de calefacción urbana, o instalaciones comerciales como centros comerciales, edificios de oficinas, universidades, centros de datos y hospitales, pueden reducir sus costes operativos mediante la implantación de un sistema CPH.

 

Demanda

El aumento de la demanda mundial de electricidad es una realidad, especialmente lejos de los centros de crecimiento tradicionales de Norteamérica y Europa. GE destaca especialmente China, la India, Estados Unidos, Brasil e Indonesia, Vietnam, Arabia Saudí y México, a medida que estos países se urbanizan. El aumento de sus clases medias, además, promueve la adopción de equipos como aparatos de aire acondicionado. En los países desarrollados, el consumo de electricidad tiene el potencial de extenderse a través de nuevos sectores, como el de los vehículos de transporte eléctricos.

 


 

Susana Gonzalez Ruiz

Observatorio amec

sgonzalez@amec.es

 

© 2020 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg