Logo AMEC
Noticias
Las herramientas de previsión estratégica serán esenciales tras la pandemia
2 de julio de 2020

La IED está sufriendo el replanteamiento estratégico más dramático de las últimas décadas, siendo clave para la rentabilidad de las empresas y su competitividad.

 

La consultora Kearney ha publicado el Kearney Foreign Direct Investment Confidence Index 2020 (FDICI), donde identifica los mercados más tractivos para la inversión extranjera directa (IED) en los próximos años, así como los factores que determinan la inversión, a partir de una encuesta realizada a ejecutivos de las principales corporaciones del mundo.

 

Factores determinantes de las intenciones de inversión

El FDICI de 2020 refleja las actitudes de los inversores antes del brote generalizado de COVID-19 y en las primeras semanas de la crisis, y las respuestas registradas en enero son notablemente diferentes de las que se obtuvieron hacia a finales de marzo. Así, mientras la mayor preocupación de los inversores a principios de enero era el aumento de los precios de los productos básicos, en las últimas dos semanas de la encuesta una posible crisis económica en un mercado desarrollado se convirtió en su principal inquietud.

 

Los factores más importantes a la hora de elegir dónde dirigir la inversión son los siguientes:

  • Tasas de impuestos y facilidad de pago de impuestos
  • Capacidades tecnológicas y de innovación
  • Transparencia normativa y falta de corrupción
  • Calidad de la infraestructura digital

 

En comparación con las respuestas de 2019, los siguientes factores han ganado importancia:

  • Tamaño del mercado interno
  • Capacidades de investigación y desarrollo

 

Consecuencias de la pandemia sobre la IED

El informe prevé que el rápido empeoramiento de la economía mundial tenga profundas consecuencias sobre los flujos de IED, desviándose notablemente de las intenciones de inversión expresadas en el estudio.

 

Aunque es menos probable que la COVID-19 afecte a proyectos nuevos y a fusiones y adquisiciones, gracias a su naturaleza de inversión a largo plazo, las empresas pospondrán las nuevas inversiones y la adquisición de nuevos activos. La reinversión de las ganancias, que representa alrededor del 40% de los flujos mundiales de IED, se verá significativamente afectada a medio plazo debido a los menores márgenes de beneficio.

 

En este contexto, los mercados emergentes sufrirán las mayores consecuencias. Los resultados de la encuesta lo reafirman, teniendo en cuenta que los inversores consideran que la disponibilidad de objetivos de calidad es el factor más importante para el aumento de la inversión, junto con la estabilidad macroeconómica.

 

La importancia creciente de la IED

La naturaleza misma de la IED y su papel en las cadenas de valor mundiales pueden estar sufriendo el replanteamiento estratégico más dramático de las últimas décadas, pese a que esta reevaluación de la IED ya había comenzado antes de la COVID-19. Los factores tecnológicos, las fricciones comerciales y la creciente demanda de los consumidores de una mayor personalización y una entrega más rápida de los productos ya empezaban a favorecer unas cadenas de suministro "multilocales" más cortas.

 

Tras la COVID-19, la IED será mucho más importante para la rentabilidad de las empresas y su competitividad y, por ello, se dará prioridad a las inversiones extranjeras a medida que la crisis se relaje. No obstante, la composición de estas inversiones será diferente no sólo a causa del cambio de las preferencias de destino, sino también al probable cambio drástico de los modelos empresariales.

 

Las crisis suponen grandes costos para las operaciones comerciales debido a que no se toman medidas para mitigar los riesgos que ya son visibles. La posibilidad de una pandemia ya había sido anticipada por los expertos desde hace mucho tiempo. La imprevisibilidad no es, por tanto, la culpable.

 

La utilización de herramientas de previsión estratégica, como la planificación de contingencias y escenarios, junto con los ejercicios de simulación y juegos de guerra serán esenciales para que las empresas puedan a identificar los factores de cambio de gran impacto e incertidumbre.

 


 

Susana Gonzalez Ruiz

Observatorio amec

sgonzalez@amec.es

 

© 2020 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg