Logo AMEC
Noticias
Reshoring, diversificación y regionalización configurarán la inversión internacional
16 de junio de 2020

Los flujos mundiales de inversión extranjera directa (IED) disminuirán un 40% en 2020, alcanzando el valor más bajo desde 2005.

 

Según el Informe sobre la inversión mundial 2020 de la UNCTAD, se prevé que la IED continuirá disminuyendo entre un 5% y un 10% adicional en 2021, para posteriormente iniciar una recuperación en 2022 gracias a la reestructuración de las cadenas de valor mundiales y la recuperación de la economía.

 

Tras la crisis financiera mundial del 2008, los flujos de inversión transfronteriza en activos productivos físicos dejaron de expandirse, junto con un lento crecimiento del comercio y una desaceleración de las cadenas de valor mundiales.

 

En el contexto actual, las medidas de confinamiento y las perspectivas de una recesión global están llevando a las empresas multinacionales a reevaluar y atrasar nuevos proyectos de inversión, a lo que hay que añadir las medidas de restricción sobre la inversión adoptadas por los gobiernos durante la crisis.

 

Tanto los nuevos anuncios de inversiones en nuevas instalaciones como las fusiones y adquisiciones transfronterizas cayeron en más del 50% en los primeros meses de 2020 en comparación con el año pasado. Así, las principales 5.000 multinacionales mundiales han anunciado revisiones a la baja de sus ganancias esperadas en un 40% en promedio.

 

Tendencias que configuran la producción internacional

 Las tendencias existentes, las cuales resultan de los desafíos del creciente proteccionismo, la Industria 4.0 y el imperativo de la sostenibilidad, ya estaban convergiendo y la pandemia no ha hecho más que acelerar el proceso. El informe señala tres tendencias tecnológicas claves de la nueva industria:

  • Automatización habilitada por la robótica
  • Digitalización mejorada de la cadena de suministro
  • Manufactura aditiva

 

El ritmo y el alcance de estas tecnologías dependerán del entorno político, las preocupaciones de sostenibilidad, sociales y de gobernanza corporativa, los cambios impulsados por el mercado y las medidas para aumentar la resiliencia de las cadenas de suministro.

 

El informe prevé cuatro posibles trayectorias en la producción: reshoring, diversificación, regionalización y replicación. Es probable que los efectos de estas tendencias impliquen un aumento de la desinversión, deslocalizaciones y desvío de inversiones, así como una competencia más dura por la IED. No obstante, también pueden surgir nuevas oportunidades debido a que los inversores buscan diversificar sus proveedores y canales de suministro para mejorar la resiliencia de su producción.

 

trayectorias unctad.png

 


 

Susana Gonzalez Ruiz

Observatorio amec

© 2020 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg