Logo AMEC
Artículos de expertos
Aspectos clave en el proceso de expatriación y gestión internacional de personas
21 de septiembre de 2015
Las personas son esenciales en un proyecto de internacionalización. Esto sumado a que la movilidad internacional está aumentando, especialmente en las pymes, hace que incluso los directivos con más experiencia y por las empresas más internacionalizadas, la gestión de la movilidad internacional sea un reto.

Todos los proyectos internacionales requieren de personas que se desplacen para implementar los planes de negocio establecidos, personas comprometidas con el proyecto, con los conocimientos adecuados, idiomas, aptitudes y con una actitud proactiva y flexible. En las diferentes fases del proyecto se pueden requerir diferentes perfiles, ya sea por la apertura del mercado, por la formación, para transmitir la cultura y los valores corporativos, entre otras situaciones.

Asumir asignaciones internacionales, ya sean de corta, media o larga duración, pero especialmente en estas últimas, no es algo fácil para las personas. Aunque la situación económica en nuestro país ha hecho que aumente la disponibilidad de personas dispuestas a participar en una asignación internacional, la empresa debe tener cuidado de sus trabajadores en sus experiencias internacionales.

Para ello se requiere anticipación y planificación: esto implica un conocimiento previo de los aspectos clave antes de la definición de la propuesta de desplazamiento y, analizar las implicaciones, especialmente pero no únicamente, de los aspectos migratorios, fiscales y laborales.

La anticipación también es importante en todos los desplazamientos, a pesar de ser de muy corta duración, hay que tener en cuenta que actualmente se dan muchos desplazamientos de perfiles técnicos en el marco de adjudicaciones de proyectos y de obras en el extranjero. El análisis y la gestión del visado correcto constituye una de las primeras necesidades también en estos desplazamientos.

Recomendamos informar, formar y compartir con el trabajador todos los aspectos que le afecten. Una buena política de comunicación durante todo el proceso es muy bien valorada y ayuda al compromiso con el proyecto.

La internacionalización debe ser una estrategia de toda la organización y requiere de una cooperación interna para competir mejor. Por este motivo, se deben analizar y definir políticas de expatriación en la empresa. Estas políticas deben promover el desarrollo de talento, deben ser equitativas con el equipo y competitivas con el sector y, al mismo tiempo responder a un criterio de costes racionales en función de cada tipo de empresa y proyecto.

Recomendamos documentar estas políticas en un Manual de Expatriación que definiría el tipo de desplazamientos y de asignaciones internacionales, el perfil y las competencias de los expatriados, las condiciones generales (duración, retribución, ...), la conducta profesional y las obligaciones del expatriado así como prever la finalización de la asignación internacional.

También es importante hacer el análisis desde el punto de vista del expatriado, ya que hay determinados momentos clave: desde el proceso de selección, la decisión de aceptación, la gestión de las expectativas, la adaptación al puesto de trabajo y el país de destino, el retorno, la readaptación o la alternativa a una nueva asignación. La familia y, especialmente el cónyuge, tienen un papel clave tanto en la decisión, como en el éxito de la adaptación y en los resultados de la asignación. Las empresas deben tener en cuenta y apoyarlos en la medida de sus posibilidades.

No nos podemos olvidar de mencionar a los aspectos culturales. Para poder alcanzar con éxito los objetivos en el país de destino, no sólo es necesaria la experiencia, la formación, los idiomas, una mentalidad abierta y una actitud proactiva sino también la curiosidad y el interés por conocer la historia, la cultura y las costumbres de este país.

Es imprescindible para poder interactuar con los diferentes interlocutores que tendrá. Una parte esencial de la labor de muchos expatriados con responsabilidades directivas será gestionar y coordinar personas. Si la gestión de personas ya es un reto dentro de la empresa, el hecho de gestionar personas de diferentes culturas (matriz-filial) o equipos multiculturales convierte el reto en todo un desafío. Este conocimiento y curiosidad por acercarse a la historia, cultura y costumbres, es muy determinante ya que ayuda a la adaptación, al trabajo en equipo y puede evitar conflictos o malentendidos innecesarios.

ExpatFeliu la asesora y apoya ofreciéndole soluciones en los proyectos de movilidad internacional.
Montserrat Feliu
mfeliu@expatfeliu.com
www.expatfeliu.com

Galería de imágenes

  • logo-feliu-expat
© 2020 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg