Logo AMEC
Noticias
Los riesgos globales de los próximos años
1 de febrero de 2022

Un mundo más volátil y desigual, es la imagen global que ofrece la encuesta sobre riesgos globales. El Observatorio amec ha resumido este influyente informe del World Economic Forum.

 

Destacados

Los principales problemas del mundo en 2022 serán una continuación de los de este año:

  • Interrupciones en las cadenas de suministros
  • Inflación y deuda
  • Brechas en el mercado laboral
  • Proteccionismo
  • Disparidades educativas

Respecto a los desafíos emergentes, estos serán:

  • Transición climática
  • Mayores vulnerabilidades cibernéticas
  • Mayores barreras para la movilidad internacional
  • Hacinamiento y alta competencia en el espacio
  • Aumento de los precios de las materias primas
  • Inflación y deuda

Los desequilibrios del mercado laboral, el proteccionismo y la ampliación de las brechas digitales, educativas y de habilidades amenazan con dividir el mundo en trayectorias divergentes.

 

En algunos países, la rápida implementación de vacunas, las transformaciones digitales exitosas y las nuevas oportunidades de crecimiento podrían significar un regreso a las tendencias previas a la pandemia en el corto plazo y la posibilidad de una perspectiva más resistente en un horizonte más largo.

 

La erosión de la cohesión social es una de las principales amenazas a corto plazo en 31 países, entre los que se encuentran varios de los que conforman el G20, como son: Argentina, Francia, Alemania, México y Sudáfrica.

 

Los encuestados clasifican el "fracaso de la acción climática" como la principal amenaza a largo plazo para el mundo, y el riesgo que ello conlleva con los impactos potencialmente más graves durante la próxima década.

 

En los últimos 18 meses, las industrias han experimentado una rápida digitalización, al tiempo en que se están incrementando las amenazas a la ciberseguridad (en 2020, los ataques de malware y ransomware aumentaron un 358 % y un 435 % respectivamente) y están superando la capacidad de las sociedades para prevenirlos o responder a ellos de manera efectiva. Los métodos de ataque cada vez más agresivos, la escasez de profesionales de ciberseguridad y los mecanismos de gobernanza fragmentados están agravando el riesgo.

 

Los riesgos intangibles, como la desinformación, el fraude y la falta de seguridad digital, también afectarán la confianza pública.

 

Las presiones migratorias también exacerbarán las tensiones internacionales, ya que se utiliza cada vez más como instrumento geopolítico.

 

Reflexionar sobre los distintos objetivos de resiliencia de los gobiernos, las empresas y las comunidades ayudará a garantizar que las agendas estén alineadas para lograr un enfoque de toda la sociedad para abordar los riesgos críticos de cualquier naturaleza.

  • Para los gobiernos, el equilibrio de costos, la regulación para la resiliencia y el ajuste de los acuerdos de intercambio de datos para garantizar una gestión de crisis más precisa son clave para impulsar una interacción más sólida entre los sectores público y privado.
  • Las empresas, al reconocer que una mejor preparación a nivel nacional es fundamental para planificar, invertir y ejecutar sus estrategias, pueden aprovechar oportunidades en áreas como las cadenas de suministro. A nivel organizacional, estrategias tales como basar los análisis de resiliencia en los requisitos clave de entrega, apreciar las vulnerabilidades sistémicas y adoptar una diversidad de enfoques también puede ayudar a los líderes a desarrollar una mejor resiliencia.
  • Las comunidades pueden ayudar a los gobiernos locales a unirse a los esfuerzos nacionales, mejorar la comunicación y apoyar los esfuerzos de resiliencia de base.

Riegos

Un contexto mundial turbulento

 

En 2022 los precios de las materias primas podrían seguir siendo volátiles debido a las crecientes tensiones entre Europa, Rusia y China. Además, la inflación se ha disparado en muchos países, todo ellos sumado a que la deuda a nivel mundial ha aumentado un 13%.

 

Divergencia económica

 

Se espera que las economías avanzadas tengan un crecimiento medio de un 0,9% en 2024, pero las economías de países en desarrollo de África y América Latina seguirán presentado un resultado negativo.

 

Respecto a la situación del empleo, en las economías avanzadas se está acercando a niveles previos a la pandemia, pero a nivel mundial la recuperación de los puestos de trabajo está retrasando la economía, ya que en general el empleo mundial se mantiene por debajo de los niveles anteriores a la pandemia.

 

Erosión de la cohesión social

 

La cohesión social es el riesgo que más ha empeorado a nivel mundial y es que el que más preocupa en los próximos 10 años. La desigualdad económica, política y tecnológica se ampliará aún más, el Banco Mundial que estima que en 2030 51 millones de personas vivan en pobreza extrema.

 

Tensiones geopolíticas

 

Las tensiones entre Estados Unidos y China están aumentando, el equilibrio en el Pacífico Occidental está cambiando y están creciendo las alianzas y pactos de seguridad. Además, las tensiones entre Ucrania y Rusia están traspasando a la esfera económica.

 

Las tensiones geopolíticas y geoeconómicas harán más difícil de abordar desafíos comunes globales, y en particular las cuestiones relativas al cambio.

 

Fracaso de la acción climática

 

Debido a la crisis económica fruto de la pandemia de COVID-19, se corre el riesgo de retrasar los esfuerzos para hacer frente al cambio climático, ya que los países están priorizando medidas para fomentar el crecimiento económico sin tener en cuenta su impacto en el clima.

 

El riesgo de una transición desordenada se ve agravado por las interdependencias de los sistemas económicos y financieros, la protección del cambio climático de los ciudadanos y las empresas, los costes de descarbonización y los muchos intereses divergentes en juego que complicarán la transición.

 

Algunos incentivos económicos también complican los intentos de coordinar medidas que podrían internalizar los costos en industrias y países con altas emisiones, minimizar las interrupciones del mercado y redistribuir las cargas y las recompensas de manera más justa.

En lugar de fomentar la descarbonización, la falta de precios globales de las emisiones y de requisitos de información, continúa protegiendo a los consumidores y productores del costo de la inacción. Esto incentiva a los países y las empresas no para frenar las emisiones, sino para jugar con el sistema y evitar la responsabilidad mediante la deslocalización de actividades intensivas en carbono o el comercio de sus emisiones a países con regulaciones menos estrictas.

 

El daño a la reputación y los problemas de responsabilidad de los gobiernos y las empresas considerados cómplices, si no responsables, del cambio climático podrían provocar rupturas en la confianza entre las naciones, mayores tensiones globales y la posibilidad de que se impongan sanciones y/o multas o aranceles comerciales contra empresas reincidentes.

 

Digitalización segura

 

La COVID-19 impulsó un salto en la digitalización, pero no en igual medida en todos los países. Mientras se avanza hacia la hiperconectividad, esto hace que algunos países sean más competitivos, mientras que otros podrían quedarse atrás. La “desigualdad digital” es uno de los principales riesgos a corto plazo en América Latina y en África Subsahariana.

 

Los países buscarán digitalizarse rápidamente, pero pueden tener limitaciones técnicas, y pocos recursos financieros para mejorar la seguridad cibernética. Por ello, algunos países corren el riesgo de convertirse en objetivo de los ciberdelincuentes.

 

Las herramientas e interfaces conectadas a través de Internet que está cambiando rápidamente a una versión 3.0 más descentralizada están creando a la vez un panorama de ciberamenazas más complejo. A medida que la sociedad continúa migrando hacia el mundo digital, la amenaza del delito cibernético se cierne sobre ellos y les cuesta a las organizaciones decenas, incluso cientos, de millones de dólares.

 

En el futuro, la interconexión y la convergencia de estas herramientas digitales seguirán aumentando a medida que la sociedad adopte la próxima versión de Internet basada en la tecnología blockchain. Una manifestación de esta migración será el metaverso: una red de espacios virtuales 3D, habilitados por criptomonedas y tokens no fungibles (NFT), entre otras tecnologías, con una interoperabilidad socioeconómica sin precedentes y experiencias de realidad virtual inmersiva.

 

Las criptomonedas han permitido a los ciberdelincuentes cobrar pagos con un riesgo modesto de detección o recuperación monetaria.

Las aseguradoras enfrentarán ataques de represalia por intentar frenar los pagos de ransomware. Por lo tanto, cuando ocurra un ataque, las empresas se verán obligadas a pagar rescates cada vez más altos.

 

El espacio como nueva frontera de divergencia

 

La competencia en el espacio está aumentando y es una preocupación creciente. La disparidad económica y las diferencias trayectorias tecnológicas en el mundo, hará que muchos países no tengan oportunidades de acceder al espacio, con lo que ello supone para hacer frente al cambio climático y ampliar la conectividad.

 

Mientras tanto, el aumento de la participación del sector privado en el espacio y un mayor riesgo de la congestión en el mismo, están creando nuevos desafíos para la gobernanza del espacio.

 

Migración

 

Durante la última década, el número de migrantes internacionales ha crecido constantemente, de 221 millones de personas en 2010 a 281 millones en 2020. Las dificultades económicas, el cambio climático, los conflictos y la inestabilidad política están obligando a millones de personas a abandonar sus hogares.

 

5 millones de empleos serán destruidos por la automatización para 2025, y aunque surgirán 97 millones de nuevos empleos, es posible que estos empleos no coincidan necesariamente con las habilidades de muchos migrantes.

 

Las empresas corren el riesgo de tener déficit de trabajadores y shocks de demanda debido a la migración restringida.

La movilidad internacional podría reducir la desigualdad dentro de los países y entre ellos al unir a los solicitantes de empleo en los países de origen con las vacantes no cubiertas en el extranjero en industrias en crecimiento, como la atención médica, las energías renovables y el transporte.

 


 

Global Risks Report 2022

https://www.weforum.org/reports/global-risks-report-2022

 


 

Raquel Pous

Unidad de Conocimiento

amec

© 2022 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg
  • Segell Agents internacionalització compacte.png
  • Logo ACCIÓ integrat vertical CAT 004.png