Logo AMEC
Actualidad
El poder de transformación del movimiento Positive Industry
22 de noviembre de 2022

Positive industry.jpgEl movimiento Positive Industry, que defiende una industria que actúa en beneficio del progreso, es ya una realidad. El emblema es visible en muchas de las webs de las empresas industriales, en sus estands en las ferias internacionales, en las redes sociales, en algunas presentaciones corporativas y comerciales... Visibilizan así que formar parte del movimiento Positive Industry aporta un valor diferencial.

 

Para Vanessa Muñoz, de Hispabaño, que muestra el emblema en su web, “aporta a mi empresa una mejor imagen, ya que es una buena forma de transmitir el compromiso de nuestra organización con la calidad, la sostenibilidad y la excelencia. Los clientes reciben el impacto y se hacen una composición de qué tipo de empresa tienen delante. Es siempre un input positivo”. Yanita Plamenova, directora de Marketing de TMI, empresa de tecnología para el ensacado y paletizado, considera que, pese a que es difícil medir el alcance del impacto de formar parte del movimiento, participar y comunicar que se forma parte de él “envía un mensaje subliminal que sí que valoran nuestros clientes y colaboradores”.


Taberner ha mostrado el Positive Industry en la reciente feria IFFA en Frankfurt. “Como empresa, nos medimos por la calidad en la fabricación de mezclas de ingredientes para alimentación, pero también por el valor social que aportamos”, explica Asun Pellicer, responsable de Marketing de Taberner.

 

En la forma de actuar de las empresas, Plamenova ve una cierta diferencia entre las europeas y las otras zonas geográficas. “Estamos acostumbrados a que las empresas europeas tengan una actitud comprometida. Vemos que cada vez hay más países de otros continentes que van sumándose a estos movimientos".


En todos estos mercados, formar parte del Positive Industry nos aporta una mayor diferenciación, como empresa que actúa siguiendo unos determinados valores”.

Las empresas muestran su preocupación por ser consecuentes con los valores que transmite el movimiento. “Muchos pueden pensar: ¿es una realidad o es sólo un cartel?”, indica Plamenova. “Además del sello, lo importante es que vean lo que hay detrás: cómo somos por dentro, que somos unas personas y equipos muy implicados. Por eso nos gusta que los clientes vengan a nuestras instalaciones y conozcan cómo trabajamos en nuestro día a día”. Ser miembros del movimiento los ha animado a pensar en ir más allá, “para no sólo hablar y pensar en nosotros, sino también estudiar a fondo cómo podemos ayudar a nuestros clientes, proveedores...”.
Como muchas de las adheridas, la empresa de tecnología textil EAS muestra el cartel de Positive Industry en sus oficinas. “Fabricamos con proveedores locales,
trabajamos en línea con la sostenibilidad diseñando soluciones para nuestros clientes que les ayudan a controlar el consumo de agua, de energía... Aun así siempre tienes la incógnita de si estás haciendo lo suficiente. Nos gustaría contar con una guía que nos asegure que estamos haciendo bien las cosas en cada uno de los procesos”, indica el director de Marketing y Relaciones con el Cliente, Joshua Fenoy.


amec está trabajando en esta línea en colaboración con BCorp, con quien ya se ha evaluado a diversas empresas de la comunidad, además de a la propia amec. Un proyecto que continuará ampliándose a más empresas de la comunidad, con el fin de servirles de apoyo en su transformación.
En este sentido, “el Positive Industry es un movimiento que promueve la transformación de la industria, buscando el compromiso de las empresas industriales para realizar su transformación y el apoyo de las administraciones y el ecosistema para favorecerla. Estamos viendo cómo la gran mayoría de las empresas están demostrando una gran preocupación por seguir sus valores. Nos encontramos a veces que en sus iniciativas topan con trabas administrativas, o que el entorno no facilita el cambio, pero desde amec trabajamos para que se reconozca el papel de la industria en este cambio y pueda tener las cosas más fáciles”, explica el director general de amec, Joan Tristany.


Quim Torrella, CEO de Traktech, considera que el movimiento aporta gran valor a la empresa, si bien “es necesario darlo más a conocer”. Precisamente, y tras comprobar la efectividad del movimiento, amec tiene previsto reunir próximamente a las empresas que forman parte de él para ofrecerles todos los recursos necesarios para extender su conocimiento y sus valores.


“Las industrias debemos entender que somos agentes del cambio, no sólo porque nuestras decisiones empresariales pueden ser motores potentísimos en este cambio de rumbo tan necesario, sino porque también somos comunidades de personas que individualmente podemos acelerar este proceso con nuestras pequeñas decisiones diarias”, considera Albert Puxan, de Mimasa.

© 2022 amec | Gran Via de les Corts Catalanes 684, Pral. 08010 Barcelona
  • BforPlanet.jpg
  • TheGlobalCompact.jpg
  • ITMA.jpg
  • Exportarparacrecer.jpg
  • icca.jpg
  • UNE.jpg
  • Segell Agents internacionalització compacte.png
  • Logo ACCIÓ integrat vertical CAT 004.png