Blog

MARRUECOS, UN MERCADO EN PLENO DESPEGUE

Internationalization > Home

http://www.amec.es/wp-content/uploads/2019/01/Marroc-1024x680.jpg

Aunque en la actualidad puede parecer que Marruecos ha sido siempre uno de los principales socios comerciales de España, las relaciones entre los dos países han cambiado substancialmente a lo largo de los años.

Por un lado, en 2017 las exportaciones españolas a Marruecos representaron un 2,9%, siendo nuestro 9º mercado de destino, mientras que en 1995 representaban un escaso 0,8% y se situaba como 17º destino.

Por otro lado, las exportaciones también se han diversificado. Si en 1995 éstas se componían principalmente de semi manufacturas, bienes de equipo y de consumo, en 2017 las ventas se han diversificado considerablemente, destacando el aumento de las exportaciones del sector del automóvil y productos energéticos.

Fuente: Aduanas

Lo más destacable, no obstante, es posiblemente el hecho de que, desde 2012, España es el primer socio comercial de Marruecos, por delante de Francia (con la excepción puntual de 2014). Si bien es cierto que las empresas francesas controlan ciertos sectores del mercado marroquí, los productos españoles están ganando peso y -lo más importante- reputación. Esto se refleja en el importante incremento de la participación de España en las importaciones desde Marruecos a partir de 2014.

Fuente: Cálculos del CCI basados en estadísticas de Office des changes du Maroc

Respecto a la situación económica de Marruecos, la mayoría de los organismos e instituciones internacionales coinciden en valorar muy positivamente su trayectoria. De este modo, Rand Merchant Bank (RMB) situaba al país en el tercer puesto del Índice de Atractividad para la Inversión en su informe “Where to invest in Africa 2018”.

Marruecos ha conseguido unos resultados económicos notables en el último decenio. Es el quinto mercado más grande de África, con una tasa de crecimiento prevista del 4% a medio plazo. El hecho de tener una de las economías más diversificadas de África, le ha permitido ser relativamente resiste a la volatilidad de los precios de las materias primas.

En 2017, Marruecos fue la cuarta economía receptora de inversión extranjera directa de África, con un aumento del 23% respecto a 2016. La diversificación económica hacia las industrias de automoción, aeronáutica y electrónica ha sido uno de los principales objetivos del Plan de Aceleración Industrial. A finales de 2017, el Gobierno había confirmado 26 inversiones en la industria del automóvil por valor de 1.450 millones de dólares, incluido un acuerdo con Renault para aumentar un 55% el abastecimiento local de componentes.

Marruecos también está realizando importantes esfuerzos en el sector de las energías renovables, destacando el hecho de que el país tiene la mayor capacidad eólica instalada en África. El ministro de Energía, Minas y Desarrollo Sostenible de Marruecos anunció una inversión de más de 40.000 millones de dólares para desarrollar el sector energético hasta 2030, destinando la mayor parte a renovables.

Finalmente, Marruecos está aprovechando las cadenas globales de valor para centrarse en la facilitación del comercio. En 2017, se encontraba entre las 25 principales economías en desarrollo exportadoras por tasa de participación en las cadenas globales de valor. El país se ha especializado en la exportación de textiles, circuitos integrados, cables aislados y pequeños productos electrónicos, suministrando, en particular a la Unión Europea, productos de fabricación ligera de bajo coste.

En comparación con el conjunto del Norte de África y Oriente Medio, Marruecos tiene un desempeño igual o superior en factores como la estabilidad macroeconómica, el tamaño del mercado, infraestructuras o dinamismo económico, pero aún necesita mejorar en aspectos como la mano de obra cualificada, el clima innovador o la adopción de tecnologías de la información.

En conjunto, Marruecos es un mercado próximo, dinámico y abierto que está dando pasos importantes para modernizarse. Todo esto, junto con su proximidad al mercado europeo, lo está situando como un país muy atractivo para las empresas españolas, tanto para la exportación como la inversión.

No podemos finalizar esta nota sin mencionar la reciente medida por la que todo el embalaje de madera que acompaña a las mercancías importadas debe pasar un previo control fitosanitario. La medida tiene como objetivo combatir posibles plagas de insectos que se encuentran en la madera, pero su aplicación puede suponer una barrera de entrada importante durante los primeros meses.

 

Susana Gonzalez
Unidad de Prospectiva amec
sgonzalez@amec.es

 

Use of cookies

This web site uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the aforementioned cookies and the acceptance of our cookies policy

OK