Blog

Por qué los productos chinos tienen ventaja en África

Internacionalización > Portada

http://www.amec.es/wp-content/uploads/2016/06/africa-donkey-cart.jpg

Los productos chinos, aunque de menor calidad que los europeos, a menudo se adecuan mejor al contexto africano.

Paul Polak es el co-fundador y CEO de Windhorse Internacional, una empresa sin ánimo de lucro con la misión de cambiar la forma como las empresas diseñan, comercializan y distribuyen productos para los millones de clientes que viven con menos de 2 dólares al día. También es conocido por su trabajo en International Development Enterprises (IDE), una organización sin ánimo de lucro fundada por él en 1981, dedicada al desarrollo de soluciones prácticas  para atacar la pobreza desde sus raíces.

En su libro “Out of Poverty”, Polak explica una experiencia que vivió en primera persona en Somalia y que ilustra muy bien porqué los productos chinos tienen a menudo mejor acogida que su competencia europea de mejor calidad.

Esto es lo que explica:

“Hace veintitrés años en Somalia, International Development Enterprises emprendió su primer proyecto ayudando a herreros refugiados a construir y vender quinientos carros tirados por burros a otros refugiados [con los que podrían transportar productos que venderían en mercados locales].

No obstante, en Somalia hay una gran cantidad de espinas en los caminos de tierra por los que los carros tienen que pasar, y no hay ningún sitio donde los dueños de los carros puedan comprar herramientas para arreglar los pinchazos. Así pues, fui a Nairobi y compré kits de reparación para neumáticos: un gran número de llaves de cruz de buena calidad de doce dólares cada una y con una garantía prácticamente de por vida, importadas del Reino Unido, y unos modelos de fabricación china por seis dólares la unidad que, con suerte, durarían seis meses. Puse en venta los dos tipos de llaves.

Para mi asombro, las llaves chinas se vendieron como churros, mientras que no pude vender ni un sólo modelo inglés. ¿Cómo era esto posible? Después de hablar con un buen número de propietarios de carros, me di cuenta de que un propietario podía generar suficientes ingresos en un mes como para comprar diez llaves  de fabricación británica, pero si no tenía dinero para comprar una llave para arreglar el neumático que estaba desinflado en aquel momento preciso, no podría generar ningún ingreso y podría terminar perdiendo su carro. Así que el propietario optaba por comprar la llave que podía permitirse para mantenerse en el negocio hoy y ganar más dinero para mañana. Cientos de personas con las que hablé me ​​explicaron el mismo tipo de historia.”

Esta historia nos muestra la importancia de conocer a los potenciales clientes y su contexto concreto cuando queremos vender nuestros productos en mercados tan diferentes como el africano. No se puede exportar desde el despacho.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR