Blog

La internacionalización es local

Internationalization > Home

http://www.amec.es/wp-content/uploads/2017/12/portada-La-internacionalizacion-es-local.png

Las ciudades han sido desde siempre la cuna del comercio y fuente de innovación. Paradójicamente, han sido los procesos de globalización, generado flujos y redes transregionales de actividad, los que han potenciado el poder de las ciudades en la actualidad.

Pese a que los Estados seguirán siendo actores poderosos, ahora comparten la arena global con una variedad de actores y organizaciones que está transformando el ámbito global en un sistema mixto de actores donde las ciudades juegan un papel cada vez más destacado.

Crisoles del desarrollo económico

Con su fuerza demográfica, las ciudades poseen una masa crítica capaz de atraer comercio, inversión y talento. En 2017, la población urbana superó el 50%de la población, produciendo más del 80% del PIB mundial (Oxford Economics). Las ciudades son espacios impulsores del crecimiento económico y empresarial y ejercen un poder de atracción que concentra la riqueza (proximidad de proveedores y clientes, mano de obra cualificada, servicios, infraestructuras…).

Actualmente, las 750 ciudades más grandes del mundo representan el 57% del PIB mundial (Oxford Economics). Rebosantes de industria, servicios e innovación, y con una mano de obra cualificada y diversificada, cuando descendemos nuestro foco por debajo del nivel del Estado-nación, es en las grandes ciudades donde se encuentra el motor del crecimiento global.

Desplazamiento hacia las ciudades emergentes

La dominación militar, económica, política y cultural de Europa favoreció el auge de las ciudades europeas, convirtiéndolas en centros de riqueza, innovación, progreso y emancipación individual. No obstante, el centro de la gravedad económica se está desplazando progresivamente hacia los países emergentes, situando a las ciudades chinas en el núcleo de este cambio.

Actualmente, el 80% de la población de países desarrollados vive en núcleos urbanos, en comparación con el 50% de las economías emergentes. Sin embargo, el proceso de urbanización en Asia y África está siendo mayor que en cualquier otra región del mundo. Para 2050, se espera que la mayor parte de la población urbana se concentre en ciudades emergentes (Naciones Unidas).

Las grandes ciudades emergentes son nodos de crecimiento regional, atrayendo la inversión y ejerciendo de puertas de entrada al comercio. Estas ciudades ofrecen una serie de ventajas respecto al mundo desarrollado: mercados en rápido crecimiento, clase media en expansión, canteras de trabajadores formados, entornos de negocio de buena calidad y bajos costes operativos.

Las grandes ciudades emergentes pueden ser un banco de pruebas para aquellas empresas que aún no se sienten preparadas para abordar una estrategia de entrada a gran escala en los mercados en vías de desarrollo. De este modo, Dubai puede ser una buena opción para acceder a Oriente Medio, así como Santiago de Chile para introducirse en Latinoamérica.

Conforme las grandes ciudades chinas escalan en la cadena de valor de la industria manufacturera, otro segmento de ciudades emergentes, entre las cuales Bangkok, Jakarta, Hanoi, Delhi y Chongqing, tomarán el relevo como motores industriales en Asia.

Pese a todas estas ventajas indudables, el PIB per cápita de las ciudades emergentes continúa rezagado respecto a las ciudades desarrolladas y no se espera que la brecha en las condiciones de vida se cierre en las décadas venideras. Otros aspectos, como la baja calidad de las infraestructuras, la inestabilidad política o la corrupción administrativa, deben tenerse en cuenta.

De hecho, las tradicionales superpotencias urbanas actuales, Tokyo, Nueva York, Londres, Los Ángeles y París, continuarán siendo las principales ciudades en términos de PIB.

Empresas globales, estrategias locales

Las tendencias urbanas deben tenerse en cuenta para identificar nuevas oportunidades. Ya no es suficiente con seleccionar mercados a nivel de país.

Las estrategias de internacionalización centradas únicamente a nivel país podrían quedarse cortas en un futuro. Con nuevos focos de atracción emergiendo en centros urbanos alejados del núcleo tradicional, las empresas deberían adoptar un enfoque mucho más preciso para acceder al crecimiento que está por venir.

Desde amec, observamos una tendencia creciente por parte de las empresas a adoptar estrategias internacionales mixtas, en la que la selección de mercados incluye tanto países como ciudades o regiones. Ya sea por su especialización económica, su peso demográfico, la concentración de administraciones o su liderazgo en algún ámbito específico, las ciudades son a menudo el principal objetivo de las empresas exportadoras.

La estrategia de internacionalización centrada en las ciudades exigirá un nuevo marco de análisis en el que no es evidente que las herramientas tradicionales utilizadas para seleccionar mercados-países sean igualmente útiles en la selección de mercados-ciudades.


Susana Gonzalez Ruiz
Información & Estudios
amec

 

Use of cookies

This web site uses cookies so that you have the best user experience. If you continue browsing you are giving your consent for the acceptance of the aforementioned cookies and the acceptance of our cookies policy

OK