Blog

La conexión ferroviaria París-Barcelona en el horizonte 2025

Actualidad > amec

http://www.amec.es/wp-content/uploads/2019/03/ferrmed.jpg

El 28 de febrero ha tenido lugar en París la conferencia «La conexión ferroviaria Paris-Barcelona en el horizonte 2025», organizada por la asociación europea FERRMED, de la que amec es miembro, y ENERGIE TGV en la UIC (Union International des Chemins de Fer).

En la misma han participado, entre otros, José Javier Izquierdo, Secretario General de Infraestructuras y Transporte del Ministerio de Fomento de España; André Vercin, Consejero Regional de transportes de la Región Auvergne-Rhône-Alpes; Isidre Gavín, secretario general de infraestructuras y movilidad de la Generalitat de Catalunya; Claire Hamoniau, Responsable de Corredores-Direction Europe, SNCF Réseau y Vincent Vu, Director de Relaciones Institucionales de la UIC.

Joan Amorós, presidente de FERRMED, ha señalado que “el tráfico potencial entre estas dos ciudades es enorme, tanto para los viajeros como las mercancías”. Es imprescindible el bypass en el Este de Lyon y la nueva línea Montpellier-Perpiñán. Desde el punto de vista de la carga “la problemática se centra en las dificultades para el paso de trenes de mercancías en las grandes aglomeraciones urbanas, la falta de conexiones adecuadas entre terminales, puertos y aeropuertos y los cuellos de botella actuales y potenciales. “La longitud de los trenes (dificultades para aceptar trenes de 750m y más), el gálibo de carga capaz de transportar camiones y/o remolques en trenes y la capacidad de terminales multimodales” son otros puntos a resolver.

Asimismo, el Presidente de FERRMED ha defendido los “tráficos potenciales” entre las dos ciudades. Si la línea de alta  velocidad estuviera  “totalmente terminada” en Francia, los trenes de pasajeros entre Barcelona La Sagrera y Paris Gare du Lyon podrían ser directos y tardar sólo “cuatro horas y cuarto en hacer el trayecto, a partir del 2025”, ha asegurado.

Por su parte, el presidente de Energie TGV, Claude Auger, ha señalado que en estos momentos se están solventando los problemas en Perpiñán para que los “trenes diarios AVE y TER” y los trenes de mercancías de “40 vagonespuedan llegar a la zona de recepción”.

Asimismo, el Secretario General de Infraestructuras y Transporte del Ministerio de Fomento, José Javier Izquierdo, ha puesto de manifiesto el “compromiso del Gobierno español con la red ferroviaria transeuropea y la necesidad e importancia de la colaboración entre el sector público y privado para conformar el “espacio ferroviario europeo”.

Por otro lado, Isidre Gavín, Secretario General de Infraestructuras y Movilidad de la Generalitat de Catalunya, ha reflexionado necesitamos un corredor de alta capacidad, eficiente, multimodal y digital porque tenemos corredores con capacidades muy limitadas. En este sentido, pediría al gobierno español y francés que solucionaran estos problemas con la visión de un “corredor europeo. Gavín, en línea con Amorós, ha pedido a los dos gobiernos “que acaben el trabajo”.

Finalmente, el Secretario de Infraestructuras de la Generalitat ha querido aportar un tono esperanzador: Hay muchas oportunidades porque Europa se construye gracias a la “relación de los ciudadanos”. Un corredor mediterráneo eficiente debe ser “prioritario en Europa”. Hemos de ser “reivindicativos, pero también tener esperanza”.

Ambas asociaciones han firmado en el marco de la Conferencia la “Declaración de París”, que insta a los Gobiernos francés y español a tomar las medidas a corto y medio plazo de forma “inmediata” para cumplir con los objetivos medio ambientales del Libro Blanco de la CE y para evitar graves problemas de saturación en el transporte terrestre, tanto por carretera como ferrocarril. La Declaración expone que una serie de cambios y obras en el tráfico ferroviario permitirían que un “30% de los pasajeros que escogen el avión para moverse entre las dos ciudades, optaran por el tren de alta velocidad”.

 

DECLARACIÓN DE PARÍS: LA VISIÓN DE FERRMED

Hay que actuar ahora para satisfacer las necesidades de uno de los Corredores Terrestres más importantes de Europa, de lo contrario se auguran graves problemas medioambientales, de saturación de las autopistas y de sobrecostes significativos en los medios de transporte que repercutirán negativamente en la competitividad de nuestras empresas

La conexión ferroviaria París Barcelona es la parte central  del Gran Eje ferroviario transeuropeo Escandinavia-Mediterráneo Occidental. Para un eje ferroviario de este calibre se requiere siempre la existencia de un mínimo de dos líneas paralelas (4 vías) en todo su recorrido. Así como, las adecuadas conexiones con las principales terminales multimodales del recorrido, en lo que concierne a las mercancías y las nuevas estaciones requeridas en lo que concierne a los pasajeros.

Otro punto clave es la eficiente conexión con los puertos y aeropuertos.

A grandes rasgos la problemática existente se centra en las dificultades para el paso de trenes de mercancías en las grandes aglomeraciones urbanas, como es el caso de París, Lyon y Barcelona, la falta de conexiones adecuadas con terminales, puertos y aeropuertos, y los cuellos de botellas actuales y potenciales.

Puntos clave: trenes más largos y transporte de camiones y/o remolques por ferrocarril, circunvalación Este de Lyon, nueva línea Montpelier-Perpiñán, conexión de la nueva línea Perpiñán- Barcelona, con terminales de carga e implantación del ancho internacional en las líneas que parten de Barcelona hacia el sur de la península ibérica.

La resolución de estos problemas a corto y medio plazo (2.025) tendrían un impacto socioeconómico de primera magnitud: Actualmente, la media diaria del tráfico de pasajeros entre París y Barcelona (2.018) es la siguiente:

  • Aéreo (8.200 pasajeros)
  • Ferrocarril (1.500 pasajeros)
  • Automóvil (4.500)
  • Autobús (5.300)

Total: 19.500 pasajeros/día

Estos tráficos muestran una tendencia creciente, año tras año. Con las acciones propuestas por FERRMED, totalmente desarrolladas, con la posibilidad de tener trenes de pasajeros de alta velocidad directos entre París y Barcelona con una duración del trayecto de 4 horas, se podrían transferir al ferrocarril el 30% de los pasajeros que circulan entre ambas ciudades por avión y por automóvil, lo que significaría 3.800 pasajeros por día adicionales en ferrocarril, equivalentes a 8 TGV dúplex a añadir a los que circulan actualmente.

En lo que atañe a las mercancías, de los 12.000 camiones que cruzan diariamente la frontera franco-española por la Junquera y de los que lo hacen entre Francia e Italia, -según las encuestas y los estudios llevados a cabo por FERRMED y Energie TGV- un 30% podría también transferirse al ferrocarril. Teniendo en cuenta además que FERRMED propone que los camiones y/o remolques sean sistemáticamente transportados por ferrocarril para distancias superiores a los 1.000 Km.

En su conjunto, todas estas acciones significan una reducción de los costes de transporte superiores al 25%, y. en lo que atañe a los aspectos medioambientales, un ahorro de 2 millones de toneladas en las emisiones de gases con efecto invernadero.

Como colofón, ningún proyecto actual ni en Francia, ni en España puede parangonarse con los tráficos de pasajeros y de mercancías que se prevén en este Gran Eje.

Por todo ello y para cumplir con los objetivos medio ambientales del Libro Blanco de la CE y para evitar graves problemas de saturación en el transporte terrestre tanto por carretera como por ferrocarril FERRMED y Energie TGV instan al gobierno Francés y español a tomar las medidas a corto y medio plazo de forma inmediata.

Paris, 28 de febrero de 2019

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR