Blog

¿Debe España temer más Brexits?

Internacionalización > Portada

http://www.amec.es/wp-content/uploads/2018/10/brexit-1024x619.jpg

En el marco de un ciclo sobre el Brexit organizado por CIDOB, Matthew J. Goodwin, Catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad de Kent, manifestó que, de hecho, lo que la Unión Europea debería temer es un contagio de “Brexits”, alimentados por el euroescepticismo creciente en ciertos países de la Unión.

Visto así, ciertamente, una oleada de escisiones en la Unión Europea sería un escenario realmente inquietante para el número creciente de empresas españolas que toman ventaja de una unión aduanera que aligera los costes y trámites para exportar sus productos.

Por todos es bien conocida la excesiva dependencia del sector exterior español respecto a la Unión Europea. Como amec viene poniendo de relieve a través de su Índice de Solidez de la Internacionalización, el excesivo peso de las exportaciones españolas dirigidas a países de la UE es uno de los principales puntos débiles de nuestra economía.

Veamos con detalle qué es lo que ha sucedido a lo largo de los últimos años.

Como puede observarse en el siguiente gráfico de la evolución de las exportaciones españolas (exceptuando las energéticas) dirigidas a los países que actualmente conforman la UE-28, el peso de la UE ha ido disminuyendo progresivamente, especialmente a partir de la crisis financiera mundial de 2008 (se ha recortado el eje de la izquierda para sobredimensionar y así ver en más detalle las variaciones anuales).

No obstante, con la recuperación de las economías desarrolladas y la debilidad de algunas de las principales economías emergentes durante el periodo 2013-2016, durante esos años se produjo cierto efecto “retorno a casa” por parte de las empresas exportadoras españolas.

¿Qué están haciendo las empresas alemanas?

En el siguiente gráfico, comparamos la situación de las exportaciones españolas con las alemanas. En este caso, vemos que las empresas alemanas nos llevan casi una década de ventaja en la diversificación de las ventas al exterior. Así, el peso de las ventas alemanas a los países de la UE-28 viene disminuyendo progresivamente desde 1992, mientras que las españolas no inician esta tendencia hasta 2003.

En el gráfico también se muestra la diferencia entre el peso de las exportaciones españolas y alemanas a la UE-28 (representado mediante las barras grises verticales). De este modo, la máxima distancia tuvo lugar en 2002, cuando España exportó a la UE-28 un 13,4% más que Alemania. Esta diferencia tuvo su mínimo en 2013, cuando redujimos la diferencia hasta el 9,4%. Desde entonces, sin embargo, la brecha ha vuelto a aumentar.

En el último gráfico, continuamos comparando las exportaciones españolas y alemanas, ahora analizando el peso de las principales regiones.

Como puede observarse a simple vista, no sólo concentramos las ventas en los países de la UE-28, sino que cuando salimos fuera de la seguridad de la Unión, el primer sitio al que nos dirigimos es a nuestros vecinos del otro lado del Mediterráneo. En comparación con España, Alemania ya hace tiempo que tiene como segundo aliado comercial a Asia (especialmente China y el Sudeste Asiático).

A la pregunta con la que iniciamos este artículo, la respuesta es que, con suerte, cada día temeremos menos la posibilidad de que se produzcan otros Brexits. Pero, sin duda, hay otros países que dormirán más tranquilos que nosotros.

***

Susana Gonzalez Ruiz
Unidad de Prospectiva de amec

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR